Se para el tiempo

Se para el tiempo / capture y envíe una foto de un reloj detenido en el tiempo de su ciudad hasta el 31 de mayo al correo experimenta@mapateatro.org.

Las fotos se publicaran en  nuestra página web y serán parte del quehacer académico que ocupa a Experimenta/sur en esta última versión.

CRONOTOPOS: El lugar del tiempo

Una provocación para reflexionar sobre cómo las artes vivas producen relaciones temporales y espaciales en el mundo de hoy y se articulan con otras figuras que, desde sus inicios, Experimenta/sur viene desarrollando: el preludio, las líneas de errancia, el saber del cuerpo, la presentación y la desaparición, la correspondencia, la escapología y otras posibles escrituras performáticas.

reloj 2

Instanzen: escribir colectivamente con los cuerpos en juego.

El 22 y el 23 de septiembre pasados, la compañía alemana deufter&plischke ofreció un trabajo denominado Instanzen, en el marco de Experimenta/sur IV. Se trata de un dispositivo lúdico que propicia a una suerte de retorno a la infancia; un espacio abierto en donde los participantes juegan a seguir instrucciones dadas a través de unas pequeñas cartillas con consignas que, a pesar de su simplicidad, transgreden el ordenamiento de nuestro tiempo cotidiano, de nuestras maneras de establecer relaciones y estados de encuentro en la vida normal (normativizada).

Los cuerpos puestos en juego se vuelven productores de una escritura en el espacio, de una rítmica particular, de unos puntos de tensión y de fuga, de aperturas que permiten a los sujetos posibilidades de conexiones nuevas, así como de reorganizaciones que despiertan afectos temporales. El lenguaje oral se elimina y hay un énfasis en el gesto, en las miradas, en las intensiones que se ponen en el acto de pasaje de las palabras leídas en las cartillas, encarnadas y compartidas sin decir nada.

Se trata de un trabajo donde se difumina la noción de autoría y que a la vez abre las posibilidades a los cuerpos cotidianos de  auto-subvertir su lugar naturalizado tanto en la escena del arte, como en la escena social. Así, este montaje se vuelve un pretexto para ocupar y operar el espacio de otro modo, para construir el sentido de los lugares, desde la activación de las presencias de los cuerpos, más allá de sus roles conocidos. Un trabajo en colectivo que parece decir deliberadamente que no tiene compromiso con la posteridad, sino con el acto mismo de estar en el presente efímero.

 

Bertha Díaz

“La biblioteca”, de Fanny de Chaillé, la apertura del encuentro íntimo a través de libros vivos

En medio de la espectacularidad que gobierna la escena contemporánea, la artista francesa Fanny de Chaillé apuesta con su trabajo a la experiencia íntima, desprovista en lo posible del artificio de la maquinaria escénica. En este caso, para Experimenta/sur IV, mostró su política como artista desde uno de los proyectos que genera en colaboración y que radical y poéticamente enfatizan su dislocación del mundo del arte. Se trata de La Biblioteca, un proyecto que instaló durante el decurso de Experimenta/Sur IV en varias bibliotecas bogotanas y que tiene la intención de volverse un dispositivo de libros vivos. Los espectadores asistimos a la biblioteca y elegimos qué historia leer/escuchar. Un libro vivo (una de las tantas personas cualquiera, ciudadanos de diversas edades y procedencias, no-artistas en su mayoría, que voluntariamente trabajó con Fanny en días previos) nos cuenta una historia también cualquiera. En quince minutos, el libro abre su voz y envuelve en una historia que recupera la dimensión sonora que late en su contenido y así  consigue tocar los cuerpos-escuchas. La brevedad y la potencia de la historia contada abre otro registro al cotidiano, pero también permite fisurar el silencio en el espacio de la biblioteca, las normas de los lugares que más nos interpelan y recuperar la belleza del encuentro y la complicidad entre desconocidos vinculados temporalmente a través de un relato.

 

Bertha Díaz