Presentaciones

“La Biblioteca”
Fanny de Chaillé

Relatoría de Bertha Díaz, Sep 26, 2015

“La biblioteca”, de Fanny de Chaillé, la apertura del encuentro íntimo a través de libros vivos

En medio de la espectacularidad que gobierna la escena contemporánea, la artista francesa Fanny de Chaillé apuesta con su trabajo a la experiencia íntima, desprovista en lo posible del artificio de la maquinaria escénica. En este caso, para EXPERIMENTA/Sur IV, mostró su política como artista desde uno de los proyectos que genera en colaboración y que radical y poéticamente enfatizan su dislocación del mundo del arte. Se trata de La Biblioteca, un proyecto que instaló durante el decurso de EXPERIMENTA/Sur IV en varias bibliotecas bogotanas y que tiene la intención de volverse un dispositivo de libros vivos. Los espectadores asistimos a la biblioteca y elegimos qué historia leer/escuchar. Un libro vivo (una de las tantas personas cualquiera, ciudadanos de diversas edades y procedencias, no-artistas en su mayoría, que voluntariamente trabajó con Fanny en días previos) nos cuenta una historia también cualquiera. En quince minutos, el libro abre su voz y envuelve en una historia que recupera la dimensión sonora que late en su contenido y así  consigue tocar los cuerpos-escuchas. La brevedad y la potencia de la historia contada abre otro registro al cotidiano, pero también permite fisurar el silencio en el espacio de la biblioteca, las normas de los lugares que más nos interpelan y recuperar la belleza del encuentro y la complicidad entre desconocidos vinculados temporalmente a través de un relato.

“Proyecto la Biblioteca, El tintal”

Biblioteca el Tintal, Ak. 86 #6c-09, Bogotá, 26 de septiembre.

“Proyecto la Biblioteca, Luis Angel Arango”

Biblioteca Luis Angel Arango, Cl. 11 #4-14, Bogotá, 25 de septiembre.

 


“Proyecto la Biblioteca, Biblioteca Nacional”

Biblioteca Nacional, Cl. 24 #5-60, Bogotá, 24 de septiembre.

 

87.5 FM: Instrucciones para perder un diario
Laura Wiesner

Univercidad Nacional de Colombia, Biblioteca Central. 24 y 26 de septiembre.

Un recorrido en el que los espectadores, visitantes del lugar, reciben instrucciones para hallar las pistas de un diario perdido en una biblioteca universitaria. A través de un dispositivo radiofónico, los visitantes son guiados como radio-escuchas en movimiento por los diferentes tiempos y espacios del edificio y de su relato.

 

 “ ACCIDENS+FLAME”

Rodrigo Garcia

Mapa Teatro Carrera 7 # 23-08, 24 y 25 de septiembre.

ACCIDENS

“Accidens es un poema visual y una performance que cada cual puede y debe interpretar como pueda. Para mi, es una vuelta a la naturaleza: matar animales para comer, matar para no morir. Un acto primario, como respirar. Desde que tengo uso de razón, los animales muertos ya están en el supermercado y a veces precocinados y rodeados de su guarnición. Entonces ¿cúal es la relación del ser humano con la naturaleza? ¿Acaso tomar los alimentos de un frigorífico, dirigirse a la caja con menos cola, pagar con la carte bleue y meterlos en un horno microondas? Por otra parte, Accidens me recuerda a mí el no tan lejano pasado negro en Argentina: la represión de la dictadura militar y sus métodos de tortura que a veces recuerdan a los grabados de Goya de los Desastres de la guerra. Lo salvaje del ser humano no tiene época precisa, la barbarie es perpetua. Y sobre todas las cosas, este poema visual que es Accidens me hace pensar en la agonía, en compartir el tiempo de la agonía de un ser vivo, en este caso una langosta, metáfora, para  mí, de algunos de los seres queridos que han muerto y no pude acompañar hasta la hora final”.

Rodrigo García, abril 2014.

FLAME

Flame es una creación a partir del cante flamenco, interpretado por David Pino, cantaor de la ciudad de Puente Ganil (provincia de Córdoba) que somete su arte ancestral a nuevos ritmos y manipulaciones al lado de películas clásicas de terror intervenidas que crean un universo a medio camino entre recital de flamenco y performance.

“Traslaciones”
Muestra de Laboratorio
Akira Takayama

Parqueadero Cra 9#23-50, 17 de septiembre.

“InsTanzen”
Deufert&plischke

Pontificia Universidad Javeriana, Carrera 7 No. 40 – 62, Bogotá, 22 y 23 de septiembre.

Instanzen: escribir colectivamente con los cuerpos en juego

Relatoría de Bertha Díaz, Sep 26, 2015

El 22 y el 23 de septiembre pasados, la compañía alemana deufter&plischke ofreció un trabajo denominado Instanzen, en el marco de EXPERIMENTA/Sur IV. Se trata de un dispositivo lúdico que propicia a una suerte de retorno a la infancia; un espacio abierto en donde los participantes juegan a seguir instrucciones dadas a través de unas pequeñas cartillas con consignas que, a pesar de su simplicidad, transgreden el ordenamiento de nuestro tiempo cotidiano, de nuestras maneras de establecer relaciones y estados de encuentro en la vida normal (normativizada).

Los cuerpos puestos en juego se vuelven productores de una escritura en el espacio, de una rítmica particular, de unos puntos de tensión y de fuga, de aperturas que permiten a los sujetos posibilidades de conexiones nuevas, así como de reorganizaciones que despiertan afectos temporales. El lenguaje oral se elimina y hay un énfasis en el gesto, en las miradas, en las intensiones que se ponen en el acto de pasaje de las palabras leídas en las cartillas, encarnadas y compartidas sin decir nada.

Se trata de un trabajo donde se difumina la noción de autoría y que a la vez abre las posibilidades a los cuerpos cotidianos de  auto-subvertir su lugar naturalizado tanto en la escena del arte, como en la escena social. Así, este montaje se vuelve un pretexto para ocupar y operar el espacio de otro modo, para construir el sentido de los lugares, desde la activación de las presencias de los cuerpos, más allá de sus roles conocidos. Un trabajo en colectivo que parece decir deliberadamente que no tiene compromiso con la posteridad, sino con el acto mismo de estar en el presente efímero.

 

“Arrojad mis cenizas sobre Mickey”

Rodrigo Garcia

Auditorio León Greiff, Universidad Nacional de Colombia, 21 de septiembre.

“Recuerdo aquella noche de verano, en Aviñón, donde se había creado un círculo delante de la capilla de los Celestinos, tras la función de Arrojad mis cenizas sobre Mickey. Unos veinte espectadores se insultaron, con una vehemencia increíble, durante más de una hora, para denunciar la impostura o, por el contrario, para saludar la fuerza inventiva y el coraje del artista. Lo conmovedor, cuando escuchamos esas opiniones, es el compromiso con el cual habla la gente. Toman posición de manera absolutamente entera, y lo que dicen del espectáculo habla en realidad mucho de ellos mismos. Como si los espectáculos de García fuesen ante todo materias “reflejantes”, en las cuales los espectadores se encuentran (o se odian, o se detestan, o detestan reencontrarse) porque habla en profundidad de lo que vivimos – nosotros, y no Hamlet – nosotras, y no Electra”.

Bruno Tackels, junio de 2014 (extracto)

“Pindorama”

Lia Rodrigues

Mapa Teatro, Carrera 7 # 23-08, 18 y 19 de septiembre.

Pindorama, de Lía Rodríguez, o cómo poner el cuerpo en los oleajes

Relatoría de Bertha Díaz, Sep 26, 2015

Entre las experiencias más vibrantes que -a mi criterio- vivimos como espectadores  durante estos días en que se ha desarrollado EXPERIMENTA/Sur IV está Pindorama, un trabajo coreográfico dirigido por la artista brasileña Lía Rodríguez. Se trata de un trazado escénico en donde los cuerpos despliegan un movimiento que trasciende desde las  fuerzas contenidas en ellos, al propio movimiento. Las potencias sobrepasan los bordes de los cuerpos que están expuestos en escena en un dispositivo erigido con un material plástico que hace una suerte de guiño al mar.

Los cuerpos, desnudos, “nadan” a contracorriente e intentan negociar con los embates provocados por los oleajes generados por el sacudir de este plástico (realizado por parte de otros bailarines). Al mismo tiempo todo esto va abriendo una dimensión tan amplia, que el dispositivo va volviendo presentes nuestros propios oleajes, nuestras propias tensiones,  la vulnerabilidad de nuestros cuerpos fragilizados por los estruendos del mundo. En medio de ello, la tensión y la belleza se encuentran en un silencio solo interrumpido, acompañado y agitado por el sonido de los propios cuerpos contra el material; material de despliegues infinitos metafóricamente. El agua, elemento también presente en el montaje, entra como elemento que disuelve, que aplaca el malestar.

Poco a poco, los cuerpos abandonan el material. Encuentran otra latido. Un ritmo nuevo se empieza a construir: una respiración apacible. La escucha colectiva, no solo de los bailarines, sino del público, se activa. Asistimos, entonces, a la activación de una potencia nueva, sosegada, que invita a otro modo de configuración del propio cuerpo tras habitar las mareas altas. Sin duda, un montaje que provoca enormes resonancias, ecos más allá del propio acontecimiento que levanta.