Empezó EXPERIMENTA/Sur VII !!!

Seminario Suely Rolnik: El abuso de la vida. Matriz micropolítica del régimen colonial-capitalístico: “Lygia Clark: ningún acto es neutro.”
Primera sesión

 

Relatoría Margot Delorme

Psicoanalista, crítica de arte y de cultura, curadora y escritora, Suely Rolnik abrió ayer la séptima versión de EXPERIMENTA/Sur con un seminario llamado “El inconsciente colonial-capitalístico. Notas para liberar la vida de su abuso”.

En el sistema colonial-capitalístico actual, somos separados de nuestro inconsciente, de nuestra pulsión vital, donde se fabrica el mundo, las palabras, las imágenes. Nuestra pulsión vital está bloqueada como un nido en la garganta. No puede fluir, y ahí es donde se alimenta el capital. Lo interesante frente a eso es el desarrollo de la insurrección micropolítica.

Así esta clase se dirigió “a los inconscientes que protestan” para retomar las palabras de Gilles Deleuze y Félix Guattari. La idea es salir de este nudo de garganta para unificar otra vez el alma y la palabra (así como se juntan en el idioma guaraní).

Suely Rolnik nos invitó a la protesta en este seminario. ¿Cómo?

La potencia política del arte puede ser una primera puerta. El arte como única actividad humana donde se autoriza este vínculo, esta relación entre cuerpo y subjetividad. Pero se ha vuelto también un lugar favorecido para el proxenetismo del capital con el capitalismo global que se desarrolló, “chuleando la potencia de creación de los artistas”.

Por eso necesitamos desarrollar la idea del arte como protesta de los inconscientes.

Retomando la figura de la cinta de Moebius utilizada por Lygia Clark nos acordamos que la forma depende de nuestros actos, que el espacio resulta del arte y que el tiempo es el propio devenir del espacio.

Recordamos también que todos como elementos de la biosfera somos fuerzas vitales con proceso continuo de creación. No se puede chulear la vida somos parte de ella.

Y lo propio de la vida es la perseverancia que tiene la vida al crear para seguir viviendo.

Se terminó el taller dejando preguntas, posibilidades: ¿Cómo ocupo un lugar con mi voz, con mi cuerpo, como vocantes? ¿Cómo cantando por ejemplo, se escucha el alma?

Conferencia Ruth Estévez: “Palabras Ajenas: una investigación performada”.

 

 

 

Relatoría Margot Delorme

Esta noche Ruth Estévez, curadora, investigadora y escenógrafa,  nos habló de la obra Palabras Ajenas de León Ferrari que se presentará mañana por primera vez en su forma entera en América Latina. Nos habló de León Ferrari, el autor de esta obra, performance-lectura, teatro, tan difícil de definir.

León Ferrari trabajó toda su vida con collages. Es más, se podría ver los collages literarios como un solo proyecto extendido. León Ferrari empezó poco a poco a incluir cortes de prensas en sus obras, también le escribía muchas cartas a la prensa entre cuales una carta muy famosa que mandó al Papa después que hubiera abolido el purgatorio pidiéndole que también aboliera el infierno.  Empezó ahí un trabajo de paralelismo entre ética y contradictora entre texto y lo que genera a nivel político.

Así se creó Palabras Ajenas (que se publicó en el 1967): León Ferrari recuperaba, recortaba artículos de periódico, y terminó haciendo un dialogo entre todos estos artículos y más que eso un largo discurso. El detonante para construir la obra fue una foto de la guerra de Vietnam en un periódico, mostrando y justificando la tortura que le provocó un choque enorme y lo llevó a empezar esta obra.

El texto no trae ninguna indicación de puesta en escena. Sin embargo una de las ideas de escena que inspiró la escenografía actual fue una carta de Cortázar que le aconsejaba a Ferrari presentar a la obra en un gran oratorio. Otro punto clave es como lo decía el mismo Ferrari que estar familiar con el horror conduce a la indiferencia. Así la idea fue crear interrumpidas para que la obra no se vuelva hipnótica.

Algo interesante que mencionó Ruth Estévez esta noche fue que en la primera presentación de la obra, León Ferrari utilizó militantes, gente involucrada políticamente entre ellos gente de la BBC, que después de la primera representación no quisieron volver por lo que tomaban una posición que les incomodaba para escribir, lo que muestra la fuerza política que tiene Palabras Ajenas.

 

Conferencia José Antonio Sánchez: El discurso del babelismo.

 

 

 

Relatoría Margot Delorme

Después de la conferencia de Ruth Estévez acerca de Palabras Ajenas, intervino José Antonio Sánchez, otro director en esta puesta en escena de la obra.

Para José Antonio Sánchez Palabras Ajenas es un teatro del presente. Primero porque esta guerra de Vietnam que está muy presente en Palabras Ajenas todavía tiene consecuencias, pero también porque tiene resonancias con la actualidad.  Lo que pasó en Vietnam luego pasó en América Latina con las dictaduras, y sigue pasando hoy en día.  Y eso fue el gran reto de León Ferrari: hacer que la obra siga siendo una obra del presente.

José Antonio Sánchez puso en paralelo unos acontecimientos de la misma manera que lo hace León Ferrari, mostrando lo absurdo que puede traer la historia y sobre todo los políticos.

Nos acordó que el agente naranja usado en Vietnam fue producto en parte por Monsanto, nos acordó que los planes de fumigaciones en Colombia fueron apoyados por Estados Unidos, y que Estados Unidos decidieron invadir Irak, porque se suponía que tenían armas químicas, cuando el mayor productor de armas químicas es Monsanto.

Y así funciona Palabras Ajenas, mostrando todos esos paralelismos de la historia, entre la iglesia, Hitler, Johnson…Mostrando también como a veces intentando luchar contra la violencia se crea más violencia, preguntándonos cuales son las otras opciones de paz.

Al inicio, José Antonio Sánchez y Ruth Estévez iban a reproducir el primer montaje de León Ferrari en un montaje más linear, pero después de haber visto unos collages de León Ferrari, decidieron montar la obra en una escenografía más circular.

Esta presentación fue un tipo de homenaje al pasado en el sentido que no se cambió ninguna palabra, generando un tipo de melancolía activa. Sólo se modificó un poco el texto poniéndole actos. La idea principal era que el guion se pudiera leer casi sin ensayo (todas las indicaciones de lectura están en el libro). Así que cada presentación es un ensayo.

Intentaron también poner gente activista de lectores, como lo quería el mismo León Ferrari. Y les pasó lo mismo que a León Ferrari en su época: unos periodistas de la televisión al leer el texto prefirieron no participar por la implicación política fuerte que tenía la obra.

José Antonio Sánchez terminó la conferencia hablándonos de un proyecto que desarrolló llamado Torre de Babel, usando el mismo proceso que él de Palabras Ajenas pero acerca de la historia de la dictadura española, produciendo otra obra con fuerte resonancia.