1

27.03.2017. Hemos llegado caminando hasta la promesa de replicar en cartón el volumen arquitectónico de una iglesia que vimos cuadras atrás, ésa de la Plaza de los Mártires. Giradas las instrucciones para activar el monumento que levantará Olivier Grossetête, varios se disponen a armar ladrillos y papas fritas, algunos vigilan que todo se haga como ha sido ordenado mientras que otros van a la mesa de bebidas o caminan un cigarrillo en las afueras.

En un segundo, todos los clichés de una planta de obreros convierte a la manada creativa en un diorama naturalista: en el taller de la Escuela Taller de Bogotá, los ejemplares del Homo sampler ponen en evidencia su descendencia del mismo Homo sapiens que creía haber dejado atrás nociones como la división del trabajo.

Tal si los cuerpos tuvieran una memoria cuando debe disponerse a trabajar, algunos sabrán escapar, otros hablarán de otros proyectos durante la acción y los últimos harán su trabajo y el de quienes escapen. Momentáneamente somos (casi) una historia común: haremos un edificio que ha sido pensado por otro, pero esta vez nos han prometido que podremos participar en algo más.

2

[“¿Cómo superar la perplejidad que despierta ese puro acontecer que traspasa y constituye los espacios urbanos? ¿Cómo captar y plasmar luego las formalidades sociales inéditas, las improvisaciones sobrevenidas, las reglas o códigos reinterpretados de una forma inagotablemente creativa, el amontonamiento de acontecimientos, previsibles unos, improbables los otros? ¿Cómo sacar a flote las lógicas implícitas que se agazapan bajo tal confusión, modelándola?” // Delgado. Sociedades movedizas. Pasos hacia una antropología de las calles]

3

Los ladrillos y las papas fritas son los módulos base de cartón concebidos por Olivier Grossetête como puntos de partida para cada escultura. Son paralelepípedos: los ladrillos tienen el par de caras opuestas más pequeño en forma de rectángulo, mientras que en las papas fritas esas caras son cuadradas. Nosotros tenemos que ensamblarlas.

A partir de esos dos modelos se ha concebido cada una de las piezas que, ensambladas, reproducirán el volumen arquitectónico de una iglesia en la Plaza de los Mártires con cartón y cinta adhesiva, para luego convertirse en eso que, antes de los prejuicios verdes, durante unos segundos el Homo sampler llama basura. Pero esto es un espejismo. Un espejismo producto de la refracción de una promesa.

4

[“En su estudio When Trash Becomes Art, Lea Vergine propone una antología de textos que describen la querencia de los artistas del siglo por la basura como material de trabajo. La relación abarca desde los tiempos del dadaísmo hasta la actualidad. Es muy relevante que en la mayor parte de los textos escogidos el vocablo que más se repite es abstracción” // Fernández Porta. Homo sampler. Tiempo y consumo en la Era Afterpop]

5

Las piezas de Grossetête no son basura. No ahora. Sabemos que se trata de cartones cortados a una medida específica, piezas encargadas que lo esperan. Sin embargo, al armarse y sumar la carga semántica de la cinta adhesiva, remiten irremediablemente a la idea de una caja embalada, una caja desechable, una caja cualsea.

Es en la promesa de la demolición, en esa pulsión, donde el cartón parece empezar a transformarse en desecho.

Por eso ya no es papel aglomerado con intención de obtener densidad. Su transitoriedad empieza a ser desplazada por la idea de ladrillos falseados, piezas aparentes que nosotros mismos hemos cortado, plegado y juntado, con la intención de verla edificada, ocupando un espacio escultórico (no-arquitectónico) que confronta lo arquitectónico.

Hemos sido llamados a ser cómplices del simulacro del volumen. Y aceptamos.

Todavía ninguno de nosotros ha visto a Olivier.

Por ahora, hemos conseguido apenas eso: ladrillos, papas fritas, cartones llenos de aire, volumen. Un volumen amenaza con levantarse delante de una iglesia, imitándola desde la certeza de saberse derruido desde ahora.

Un volumen mártir empieza a crecer aquí: modular, atomizado, deviniendo desde el fragmento. Se prepara para el afuera.

#ElNarrador

CLICK ACÁ PARA LEER
DÍA 1 >>> Ladrillos (Mnemofilia) + Aire + Papas fritas (Lotofagia)
Momento 0
Momento 2